¿Viste en tu visita al Jardín Botánico la Euphorbia stenoclada?


Jueves, 12 Marzo, 2015
Esta es una de las muchas especies de euforbias suculentas que existen. Procede de Madagascar, donde habita en bosques espinosos costeros. Su aspecto es muy decorativo y puede llegar a formar pequeños árboles de varios metros de altura. Como en todas las euforbias, familia en la que se integran también los cardones y las tabaibas canarias, tiene un látex blanco que es muy irritante especialmente en contacto con los ojos. Si esto ocurre, hay que ir inmediatamente al médico.
 
¿Qué más?  Bueno, lo de las condiciones de cultivo casi no hace falta decirlo, lo hemos repetido muchas veces para plantas crasas de diferentes tipos: suelo bien drenado, sol, riegos espaciados… La reproducción es por semillas o por esquejes. Pueden enraizarse incluso ramas de cierto tamaño; así, aunque las euforbias suelen tardar bastante en emitir raíces (al menos unos meses) siempre puede ser más rápido que por semillas.  
 
Ah, y esta especie también florece, aunque bastante raras veces. En flor es más decorativa aún. Y como en todas las euforbias, la flor da lugar a una cápsula con 3 semillas que estalla con un chasquido audible en un día cálido de verano, lanzando las semillas fuera.