¿Cuanto ha aportado Marruecos en flora?


Viernes, 10 Abril, 2015
La Moqueguirre de Oed Massa fue descubierta en la desembocadura del Oued Massa, un río del Sur de Marruecos. Durante algún tiempo se pensó que solo vivía allí, hasta que fue encontrada también en Canarias, donde habita en varias islas, pero es más frecuente en Fuerteventura. 
 
Es bastante lógico que las semillas hayan llegado hasta aquí, y no es el único caso de similitudes entre la flora del Sur de Marruecos y el Sáhara occidental y las Canarias orientales. Hay muchos ejemplos,  muchas especies comunes, y algún día hablaremos más detenidamente de ellas.  
 
El moqueguirre de Oued Massa se distingue del moqueguirre hediondo por su porte un poco más espigado, hojas más divididas y grisáceas y sobre todo por sus inflorescencias, que no tienen lígulas. 
 
Las lígulas son las flores marginales de la inflorescencia de las compuestas, a las que pertenecen los Senecio. Recordamos, porque creo que lo dijimos en alguna ocasión: en las compuestas o asteráceas, lo que parece una flor solo, es en realidad un grupo de ellas, una inflorescencia. 
 
Las flores centrales, pequeñas y poco llamativas, están todas juntas y se llaman flósculos, y las del borde, mucho más espectaculares y separadas unas de otras, se llaman lígulas. 
¿Complicado? 
 
No quiero pasarme con detalles botánicos, pero a veces tengo que hacerlo. Y algunas especies, como la que les presentamos, no tienen esas lígulas.