¿Conoces las amapolas de Fuerteventura?


Martes, 14 Abril, 2015
Hablemos de las Amapolas Cornudas o Amapolas Locas científicamente conocidas como (Glaucium corniculatum).

 
Hay muchas clases de amapola. En Fuerteventura, como habíamos dicho en alguna ocasión, crecen unas 5-6 especies diferentes. Todas son plantas mediterráneas de amplia distribución que probablemente hayan llegado a Canarias después de la conquista, mezcladas con semillas de plantas cultivadas o con forraje para animales, o de cualquier otra manera. 
 
Se encuentran en cultivos, campos abandonados, bordes de camino, laderas pedregosas y cauces de barranco. 
La mayor parte de las amapolas que pueden verse en Canarias pertenecen al género Papaver
 
Por cierto, en este género se encuentra también la amapola de la que se obtiene el opio, es decir, la adormidera (Papaver somniferum). A diferencia de la mayoría de las demás amapolas, que tienen flores rojas, las de la adormidera son de color lila.

 
La amapola cornuda es de las amapolas menos frecuentes en Fuerteventura, aunque en determinadas zonas y años puede llegar a ser abundante. Crece con preferencia en los cauces de grava de barrancos, pero también puede aparecer en laderas de montaña con suelos arcillosos. No es una planta de invierno, sino que igual que otras amapolas suele aparecer más bien hacia la primavera, cuando el sol ya calienta más. 
 
¿Por qué se llama cornuda? Fíjense en los largos frutos, como cuernos. En las demás amapolas, el fruto es una cápsula redondeada o alargada, pero nunca tan alargada como las de la amapola cornuda. Las fotos que les mostramos fueron sacadas hace pocos días cerca de Tesejerague.